28-8-2018
NO SOY INMORTAL
Escribe Gerardo Bessone, creador de Gente de Cabrera
Escribe Gerardo Bessone, creador de Gente de Cabrera 

NO SOY INMORTAL

En primer lugar agradecerles a todos los que de alguna u otra manera se interesaron por mi salud; quería tomarme unos minutos para contarlo; a fines de julio tenía un cuadro gripal, yo hacía lo que hacen la mayoría de ustedes compraba algún medicamento de venta libre y seguía trabajando ya que en dos, de los tres trabajos que hacía trabajaba sólo y si dejaba de trabajar el mismo se detenía. Algunos oyentes de la radio me decían que se notaba que no podía respirar cuando relataba pero yo simplemente les respondía que tenía la nariz tapada. En los primeros días de agosto la situación se complicó cuando fui al médico el cuadro era de una fuerte laringitis, neumonía, mucha fiebre  y una afección a las cuerdas vocales, justamente mi herramienta de trabajo.

Como soy de esas personas que siempre le gustó cumplir con el trabajo cometí otra locura que agravó mi situación; se terminó uno de mis medicamentos y como mi esposa también estaba con un problema de salud salí en mi auto a comprarlo; eso no hubiera sido grave, sólo unos minutos de calle en el auto. Al subir a mi auto vi en el asiento del acompañante unos 100 ejemplares de la revista que faltaba repartir y para cumplir con mis anunciantes salí a hacerlo con más de 40 grados de fiebre todo transpirado repartiendo la revista, hacía unos metros e sentaba en alguna vidriera y seguía. Esa muestra de “guapeza” me produjo una recaída importante de la cual aún no me repongo.

El problema de salud que tengo fue anecdótico, podría haber sido cualquier otro ya que últimamente trabajaba de 16 a 18 horas por día y en algún momento el cuerpo me iba a avisar que no soy inmortal, cada día mi despertador sonaba a las cuatro de la mañana y antes de las cinco ya arrancaba a trabajar hasta que el sueño de la noche me decía basta; con sólo una horita de siesta al medio.

GENTE DE CABRERA. La página web surgió en 2010 mientras estudiaba la carrera de diseño de páginas; desde entonces fuero muy pocos los días que no le cargué ninguna noticia. Después del rediseño de 2013 me fijé un objetivo de 14 noticias por día, aunque los viernes y sábado adelantando la actividad deportiva del fin de semana eran más de 20 al igual que los lunes cuando resumíamos la actividad del fin de semana. Cuando trabajaba en el campo sólo en épocas de mucho trabajo le cargaba algunas noticias menos y últimamente había días que la descuidaba por falta de tiempo. La página se actualizaba de lunes a lunes cada día del año, fueron muy pocos los días desde 2010 a 2018 que no se actualizó. Cuando me iba de vacaciones la página seguía su curso aunque con algunas noticias menos; los primeros años buscaba un ciber, ¡¡¡Que antigüedad ¡!!! Y últimamente las notebook y netbook y Wi Fi ayudaban a la tarea; después de una jornada de excursiones, fotos y actividad familiar relegaba unas horas de mis vacaciones para que la página tuviera su actualización.

LA RADIO: En diciembre del 2016, tras quedarme sin trabajo, resolví volver a la radio; si bien hacía un micro de deporte motor una vez a la semana volví a pleno. En 2017 arranqué “Chicanas y Gambetas” en radio “La Show”, por errores que cometí el programa no dio los resultados esperados. Y en Julio del mismo año arranqué con Julio Rivoira en “La Voz de la Amistad” de domingo a viernes. Tal vez quienes nunca trabajaron en radio desconozcan que los periodistas deportivos dedicamos muchas horas de producción, recopilar toda la información que se emite demanda mucho  trabajo; hoy con la gran ayuda de Watts App y las nuevas tecnologías. Cuando nos vamos a relatar un partido a otra Ciudad arrancamos el viaje a partir de las diez de la mañana y volvemos a las diez de la noche; lo mismo sucede cuando los periodistas del sur vienen a Cabrera.

REVISTA REGIÓN DEL MANÍ: En 2017 después de idas y vueltas nace la única revista de papel de la zona; mientras todos los proyectos de gráfica mueren en el segundo o tercer número nosotros “remamos” hasta más de 70, con varios cambios en el camino. Este fue uno de los trabajos que más satisfacciones me trajo en lo humano, recibimos a diario cientos de felicitaciones y signos de que a la gente le gustaba, sumado a las críticas constructivas y sugerencias que nos ayudaron a aprender de nuestros errores. Por el contrario en lo económico fue muy difícil mantener el proyecto, lo que demuestra por qué no hay revistas de papel en las ciudades del interior. Si bien creíamos que el dinero que se invertía en imprimirla se podía recuperar cada semana, ello no fue fácil arrancamos en marzo del 2017 y recién en Julio dejaba de dar pérdidas económicas; entre Julio y diciembre nos dejó algo de ganancia, la misma no era acorde a la cantidad de horas de trabajo pero seguíamos apostando al futuro. Experiencias anteriores en medios de comunicación me hacían saber que enero iba a arrojar pérdidas pero ya estaban los fondos guardados para afrontarlo. Habitualmente tengo la costumbre de aumentar las publicidades en enero de cada año el mismo porcentaje de la inflación y así lo hice pero vendría un inconveniente que no estaba en mis planes el costo de la impresión de diarios y revistas está atado al dólar y mientras subí la publicidad un 25 % el costo de imprimir la revista aumentó un 90 %; como la situación económica del comercio local no es de la mejor sabía que si duplicaba el precio de las publicidades iba a estar fuera del alcance de los anunciantes. Esa situación complicó la situación de la revista; para ser gráfico les cuento que cuando ustedes veían la revista llena de publicidades, apenas cubría los costos y cuando veían que publicaba publicidades de mis otros trabajos esa semana no se había vendido todo y me generaba pérdidas; desde enero a agosto llevaba perdidos más de $ 8.000. Ustedes se preguntarán porque trabajaba a pérdida, tal vez porque era más importante para mí la muestra de afecto de la gente que el rédito económico y tal vez porque yo quiero que a mi País le vaya bien y confiaba que la crisis económica podía ser “pasajera”. La redacción la hacía en la noche de los domingos, la madrugada de los lunes sólo me veía unas dos horas en la cama y antes del mediodía debía enviar los mail a los diseñadores.

VENTA DE PUBLICIDAD: Todos los medios de comunicación se sostienen con la publicidad del comercio local; ese trabajo de venta y cobro me demandaba mucho tiempo, y por suerte la repuesta de los comerciantes siempre fue muy buena, a pesar de que no estamos en buen momento de la economía. Ustedes me veían en bici  de un barrio a otro de la Ciudad haciendo ese trabajo. Una cosa quería aclarar; en 2015 fui rechazado arbitrariamente e injustamente   de la lista de medios de comunicación con aporte de la Provincia lo que me privaba de tener esa pauta que muchos medios tienen; y la publicidad de la Municipalidad era facturada al mismo precio que un anunciante privado; lo comento para despejar dudas ya que muchas veces me preguntaron en la calle sobre ese tema.

NO SOY IMORTAL: Seguramente cuando pueda recibir el alta médica deberé despedirme de alguno de los medios, o de  todos. Es imposible trabajar tantas horas por día… sólo me resta decirles a todos Gracias… Gracias… Gracias.

GERARDO BESSONE