13-7-2018
LOTE 51 (Santiago del Estero): “El Negro” y “El Pumpo” en una nueva misión de Cabrera Solidaria.
La comunidad educativa de la escuela la componen más de 45 niños, cuentan con un comedor donde se los espera con el desayuno y el alimento al medio día que a veces es lo único que reciben

Pedro “Negro” Hasenei, hace muchos años empezó llevando una bolsita con ropa a un triatlón que se diputaba en la zona de Real Del Padre en la hermana Provincia de Mendoza donde había notado grandes necesidades en la comunidad; ese pequeño gesto fue el surgimiento de “Cabrera Solidaria” un grupo que no para de crecer a través del tiempo.

Silvio “Pumpo” Antonelli; realizó los primeros viajes al norte de Santiago Del Estero junto a Cabrera Solidaria donando sus horas de trabajo como uno de los integrantes del grupo de Choferes Solidarios siendo empleado en la Cooperativa Cotagro. Cuando con mucho esfuerzo logra comprar su propio camión no dudó un minuto en sumar el vehículo a las campañas de “Cabrera Solidaria” y así lo realiza de manera permanente.

La semana pasada “El Negro” y “El Pumpo”; viajaron al Lote 51; esta campaña fue más al norte de los parajes que habitualmente se visita llegando casi al límite de Santiago Del Estero con la Provincia de Chaco. Se llevaron más de 20.000 prendas de ropa, artículos para el hogar, y algunos alimentos. Algo de ropa se dejará en la escuela ya que en los días de lluvia los niños llegan a clases embarrados y mojados, será de mucha utilidad dotarlos de ropa seca entes de las actividades escolares.

La comunidad educativa de la escuela la componen más de 45 niños, cuentan con un comedor donde se los espera con el desayuno y el alimento al medio día que a veces es lo único que reciben ya que por la noche la cena es una taza de mate cocido. La directora Nelva Pareda , vive a 50 Km del lugar por lo que pasa toda la semana allí; una de las docentes vive en el límite de Santiago y Salta por lo que cada 2 meses ve a su familia; la docente de jardín de infantes viaja muchos kilómetros cada día para dar clases. Hace algunos años los caminos rurales en mal estado se cobraron la vida de una docente del lugar.

“… Más al norte vas más necesidades se ven…” dijo Pedro a su regreso; en el paraje pudieron notar la falta de ropa, que se nota más en el invierno y por los comentarios de los lugareños se deducen trastornos alimentarios por la poca cantidad y variedad de los alimentos; a pesar de que las escuelas tienen comedores la ración del estado parece insuficiente