12-1-2018
JUAREZ CELMAN: El niño fallecido que sale a jugar con los juguetes de noche.
Según la investigación de Cadena 3; aseguran que en las madrugadas el niño se despierta y juega con sus juguetes,

Si bien la noticia en las redes sociales tiene varias semanas, en los últimos días se ocupó del tema Cadena  Tres y la noticia se hizo viral, un niño sale de su tumba de noche a jugar con los juguetes .

Desde hace mucho tiempo los lugareños de la pequeña localidad de estación Juárez Celman, al norte de la Ciudad de Córdoba , veneran a un niño que nació muerto y lo sepultaron en el cementerio; en la actualidad llega gente desde otras provincias a rendirle homenaje a la tumba del bebé, dicen que el niño es milagroso y concede gracias a quienes rezan por él.

 Los visitantes traen cartas con los pedidos y miles de juguetes que dejan en canastos ubicados al lado de su tumba; más allá de esta bella tradición las versiones hablan de fenómenos extraños que pasan en la noche.

Según la investigación de Cadena 3; aseguran que en las madrugadas el niño se despierta y juega con sus juguetes, desparramándolos por todas las tumbas del cementerio, hasta que se agota y vuelve a dormir. Si le gustan las ofrendas y la persona que las hizo, intercede para que se obre el milagro que le pidieron. A veces, pasada la medianoche, se escucha un llanto fuerte que se repite en el silencio de la llanura; sostienen que es la queja del niño cuando descubre que le han robado un juguete. Los lugareños advierten a los visitantes que no es buena idea llevarse una de esas ofrendas; muchas familias llevan a sus niños al cementerio a jugar con los juguetes, al parecer eso no molesta al angelito; pero si estalla en ira si alguien le roba alguno de ellos.

La radio cordobesa Cadena 3 entrevistó a Luciano Giménez, el cuidador del cementerio; quién también percibe cosas extrañas  de día, pero no le quitan la tranquilidad ni el sueño y las vive como parte de su trabajo;  es el cuidador del cementerio, una tarea que realiza con respeto y dedicación desde hace ya 26 años. Por la mañana, después de abrir las dos alas del portón de hierro, suele dedicar un momento para acomodar los juguetes desparramados en las distintas tumbas del área de los niños, si el cuidador encuentra todas las mañanas los juguetes desparramados por el cementerio, será verdad que el niño juega con ellos al salir de la tumba por las noches.

Quizás el niño nunca salga de noche de su descanso a jugar… Quizás todo sea fruto de la imaginación popular… Pero usted que está leyendo la revista de noche no escuchó un pequeño llanto detrás suyo…