10-1-2018
GENERAL CABRERA: Pedirán al Municipio declarar Patrimonio histórico el sector más antiguo del cementerio.
Escribe Gerardo Bessone , Director de Revista semanal “Región del maní”

Después de la serie de notas sobre el cementerio de Cabrera que publicamos en “Región del Maní”, un grupo de vecinos nos comentó que trabajan en una iniciativa de solicitar al Municipio y al Concejo Deliberante que la parte más antigua y abandonada del cementerio sea declarada Patrimonio cultural y arquitectónico.

Salí, cámara de fotos en mano, a visitar el sector recordando una frase que dice que cuando dejamos familiares  en los  cementerios y los geriátricos el primer tiempo se visitan una vez a la semana, después una vez al mes y por último un par de veces al año. Tal vez con algo de culpa antes de iniciar el trabajo periodístico visité mis ancestros, siete de mis bisabuelos están sepultados en Cabrera, uno de ellos fue trasladado de tumba y a decir verdad no recordé donde estaba. Cuando pasé por la tumba de dos de mis tatarabuelos noté que efectivamente es una de las abandonadas del sector.

El cementerio de Cabrera nació alrededor del lugar conocido como “Osario”; los panteones del ala central y a la derecha tienen algo de deterioro por las napas, pero están conservados uno fue demolido y el ángel restaurado está al ingreso del cementerio

El sector más descuidado es a la izquierda del osario, esa ala sería la más antigua,  un sector de seis panteones de arquitectura imponente tiene cuatro abandonados, uno de ellos sin féretros y los restantes con los cajones, fotos y placas identificatorias; algunos féretros en sótanos inundados por las napas. Destaquemos que están descuidados los panteones en su exterior e interior , pero el sector de pasillos está muy limpio, los empleados Municipales afectados al cementerio son muy prolijos y el cementerio siempre está ordenado en lo que pertenece al mantenimiento Municipal.

El patrimonio a preservar, de aprobarse el proyecto, tiene esculturas de gran valor fundamentalmente ángeles, incluso a uno le falta la cabeza; la arquitectura de cada sepulcro obedece a estilos diferentes, algunos tienen hasta la firma de las empresas constructoras; el arte religioso es tal vez el de mayor valor, pinturas místicas en las paredes deterioradas son verdaderas obras de arte y las esculturas en vitraux de principios del siglo pasado tienen un valor incalculable, más allá de que le faltan algunas piezas a varios. Ante la falta de fotografías las imágenes de los fallecidos solían ser pinturas o esculturas.

Las tumbas del sector más antiguo tienen muchas abandonadas, y  se leen en ellas apellidos que hace años no tienen familiares en Cabrera.

Hacer bien el trabajo de preservación histórica demandará mucho trabajo, tiempo y dinero ya que restaurar obras de arte no es tarea sencilla, pero habrá que dar el primer paso.