12-12-2017
RÍO CUARTO: Una revancha que demoró 36 años.
El 21 de Noviembre de 1981, Pablo Grosso a los 14 años de edad con la sexta división de Belgrano de Cabrera perdió la final contra Atenas de Río Cuarto

“En el fútbol siempre hay revancha”, te dicen cada domingo cuando el resultado es adverso; pero a veces la revancha tarda en llegar, 36 años… Pero al final llega porque es verdad que siempre hay revancha.

El 21 de Noviembre de 1981, Pablo Grosso a los 14 años de edad con la sexta división de Belgrano de Cabrera perdió la final contra Atenas de Río Cuarto en cancha de Atenas y quedó con sed de revancha, pero tardó un poco 36 años y 16 días;  su hijo Juan Pablo Grosso entraba a la misma cancha a jugar, también con jóvenes 14 años, una final contra Atenas en cancha de Atenas, pero esta vez el equipo de Cabrera ganó la final. Una mínima diferencia la camiseta a bastones verticales de Ateneo tiene unos vivos naranja, que la de camiseta a bastones celestes y blancos de Belgrano no tenía.

Por esas cosas del destino la final estaba programada en cancha de Alberdi, pero las lluvias de la semana pasada y una final de primera de la Liga la cambiaron de escenario, como era de noche usaron “la Bombonera” y no la cancha de inferiores;  para que los Grosso volvieran a jugar en la misma cancha.